Cuento para cinéfilos

     Visito con frecuencia la librería Valderravia del barrio La Soledad en Bogotá. Como Juan Andrés, el librero, lo ha leído todo y ya sabe que yo vivo loca por leer buenos cuentistas, hace unos días me salió con este autor: Slawomir Mrozek, un escritor y dramaturgo polaco que casi me hace reventar de la risa. ¡En serio! Hace rato no me reía tanto con un libro. Los cuentos cortos reunidos en "La mosca" son para sentarse a ser feliz. Si no me creen, aquí les comparto uno titulado "El cinéfilo", justamente el primero que leí ese día en Valderravia, el que me hizo sacar la platica del bolsillo para llevármelo a mi casa. Miren qué maravilla:

     Fui al cine a ver una película histórica. En principio, salvo las de romanos -salen tías en pelotas-, no me gustan las películas históricas, sin embargo, en el cartel había una guillotina y a mí eso de las herramientas afiladas en acción me atrae. Lo que más me mola es cuando cortan a la gente con una sierra, sobre todo si es mecánica, aunque también una guillotina tiene su punto.
     El título era Luis XVI. Luis, un nombre normal, mi primo se llama Luis, pero ¿y ese apellido? Yo qué sé. El tal Luis seguro que era un analfabeto y firmaba así.
     La peli no empezó nada mal. Mucha lanza, bayoneta y sable, pero yo esperaba la guillotina. Y ya estaban a punto de cortarle la cabeza a un rey, cuando un tipo se me sienta delante y me tapa la pantalla.
     -Oye, tú, mueve la cabeza a la derecha o a la izquierda, que no veo nada -le dije.
     Y, en vez de moverla el tío se la cogió de las orejas, tiró hacia arriba, se la quitó del cuello y se la puso en las rodillas. De nuevo tenía buena visibilidad, pero ya de qué servía, si la escena de la guillotina se me había pasado. Me perdí el mejor momento de toda la peli, y todo por culpa de ese paleto.
     Yo, a gente como ésa, no la dejaría pisar el cine.

Tomado de: "La mosca". Edición Acantilado.

Comentarios

pues al apareser es un

pues al apareser es un escritor con mucha originalidad para contar, atrae su surpicasia y la critica de la vida cotidiana, cuando sea un empresario o tal vez trabaje en alguna empresa me comprare aquel libro.

Respuesta

Jejeje, no tienes que esperar tanto, Leonardo. Ve a la biblioteca y si no lo tienen, pídele al director que lo encargue. Un abrazo!

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta prueba busca evitar la entrada de mensajes basura automatizados. Muchas gracias por tu colaboración.
12 + 0 =

Resuelve esta sencilla operación e introduce el resultado.