Juan Rulfo

¡Diles que no me maten!

Grandes escritores del último siglo, han reconocido en Juan Rulfo una gran influencia en su obra. Borges dice sobre "Pedro Páramo", la novela de Rulfo, lo siguiente: "Pedro Páramo es una de las mejores novelas de la literatura en lengua hispánica, y aún de la literatura". De su libro de cuentos, en Universo Cuentista ya habíamos publicado "No oyes ladrar los perros" un relato conmovedor sobre un padre que intenta salvar a su hijo herido. Ahora, publicamos otro cuento de "El llano en llamas" ese libro "fundamental de cuentos" como lo llamó Gabriel García Márquez.

No oyes ladrar los perros

      

        Hay veces uno como lector de cuentos se enferma. No sé cómo pasa, pero sé que pasa. No muy a menudo -lastimosamente-, pero pasa. Es así: uno termina de leer un cuento y ¡Aydiosanto! ¡Qué cuento! Uno queda tan felizmente sorprendido que se lo tiene que volver a leer y que cree que no habrá otro cuento en el mundo que lo supere.

        Y perdonen esta entrada tan floja, pero es que ante los cuentos de Juan Rulfo yo sufro de golpe esa patología. Lo leí hace unos años y todavía hoy me siento enferma cuando releo los cuentos de su libro El llano en llamas, sobre todo este que va con el enlace.

         Así que en estos tiempos de contagios, espero al menos pegarles mi enfermiza relación con el universo rulfiano, empezando por "No oyes ladrar los perros". Me cuentan si lo leen y si les dio por lo menos un mediano soplo en el corazón.

www.literatura.us/rulfo/perros.html

 

Las palabras de Alexander

       

No conozco a Alexander. Sé de él lo que él ha escrito en el blog como un comentario largo y no más. Sé que se parece a muchos de nosotros (¡se parece mucho a mí!), a aquellos que quisiéramos pasarnos la vida en una mecedora leyendo y leyendo hasta que caiga el sol o se nos cierren los párpados. Por eso les comparto como un post lo que nos cuenta Alexander. Y me alegraría mucho recibir más comentarios de este tipo, que alimenten los sueños de los demás. Los dejo con las palabras de Alexander. Un abrazo a él y mucho ánimo!!!

Koleia

******

Yo acuso

     Yo acuso a Gabriel Garcia Márquez y a Andrés Caicedo por abrir ante mi un gran universo de posibilidades al leer sus novelas y sus cuentos.

     En realidad mi pasión por las letras la descubrí hace dos años al leer Cien años de soledad. El abrir el primer capítulo explotó ante mí la potencia creativa de ese señor que aparece por todas partes y no te deja tranquilo hasta que no lees algo de él. Me devoré el libro completo y hasta compré la edición popular que salió para el primer Hay Festival, festejando sus 80 años y los 40 de la novela. Y luego casi toda su obra literaria, más o menos 15 libros, en el transcurso de un año.

Distribuir contenido