Cuento

“... Y en la otra esquina, alias el Flecha, con tenis loriqueros de cuero de abarca...”

 

 La armonía de su nombre lo condenó a ser escritor, David Sánchez Juliao; digno de un personaje de literatura. Era un hombre de nombres cadenciosos; nació en Lorica, en el departamento de Córdoba y fue embajador en la India y el convulsionado Egipto. En 1975 grabó el primer audiolibro en Colombia: “¿Por qué no me llevas al hospital en canoa, papá?” que reunía varios cuentos de su autoría.  Y para terminar la música que lo rodeaba, ganó, en el año 2000, el Premio Internacional Dulcinea, otorgado por la Asociación Cervantina de Barcelona.

Autor de Pero sigo siendo el Rey; El Flecha; Mi sangre aunque plebeya; Buenos días, América; entre otros títulos.  

Sánchez Juliao murió el pasado 9 de febrero. Como dice un buen amigo costeño, “quedó encantado y su presencia se viste de ausencia”. Buen tránsito.

¿Qué es un cuento para usted?

     Este post es una respuesta a aquellos que siguen buscando definiciones. Personalmente creo que podemos encontrar más respuestas leyendo a los maestros del género. En todo caso, les comparto estas palabras de Julio Cortázar, tomadas de una entrevista. ¡Espero sus comentarios! ¿Qué es el cuento para ustedes?

Yo creo que nadie ha definido hasta hoy un cuento de manera satisfactoria, cada escritor tiene su propia idea del cuento. En mi caso, el cuento es un relato en el que lo que interesa es una cierta tensión, una cierta capacidad de atrapar al lector y llevarlo de una manera que podemos calificar casi de fatal hacia una desembocadura, hacia un final. Aunque parezca broma, un cuento es como andar en bicicleta, mientras se mantiene la velocidad el equilibrio es muy fácil, pero si se empieza a perder velocidad ahí te caes y un cuento que pierde velocidad al final, pues es un golpe para el autor y para el lector.

Distribuir contenido