Cristina Peri Rossi

La naturaleza del amor

    

    Un hombre ama a una mujer, porque la cree superior. En realidad, el amor de ese hombre se funda en la conciencia de la superioridad de la mujer, ya que no podría amar a un ser inferior, ni a uno igual. Pero ella también lo ama, y si bien este otro lado le crea una gran incertidumbre. En efecto: si ella es realmente superior a él, no puede amarlo, porque él es inferior. Por lo tanto: o miente cuando afirma que lo ama, o bien no es superior a él, por lo cual su propio amor hacia ella no se justifica más que por un error de juicio.

     Esta duda lo vuelve suspicaz y lo atormenta. Desconfía de sus observaciones primeras (acerca de la belleza, la rectitud moral y la inteligencia de la mujer) y a veces acusa a su imaginación de haber inventado una criatura inexistente. Sin embargo, no se ha equivocado: es hermosa, sabia y tolerante, superior a él. No puede, por tanto, amarlo: su amor es una mentira. Ahora bien, si se trata, en realidad, de una mentirosa, de una fingidora, no puede ser superior a él, hombre sincero por excelencia. Demostrada, así, su inferioridad, no corresponde que la ame, y sin embargo, está enamorado de ella.

La voz de Cristina Peri Rossi

     Desde hace algunos años tenía los cuentos de Cristina Peri Rossi entre las lecturas pendientes. El fin de semana pasado, al fin, los tuve a la mano y, para  dicha mayor, en una edición de cuentos reunidos publicada por Editorial Lumen en 2007.

     Como siempre, quiero antojarlos de su lectura, aunque para antojos miren no más los títulos de algunos cuentos: "El Museo de los Esfuerzos Inútiles", "La rebelión de los niños", "Estate violenta", "Sordo como una tapia", "Instrucciones para bajar de la cama", "El tiempo todo lo cura", "El efecto de la luz sobre los peces", "Suicidios S.A." "El Club de los Indecisos", "La semana más maravillosa de nuestras vidas"...

     Antes de darle paso a un par de cuentos de esta encantadora escritora uruguaya, les comparto estos fragmentos del prólogo que ella misma escribió a la edición que menciono, para que vean por qué me encanta:

Distribuir contenido