Diario

Vivir sin escribir

      Qué tal estas palabras: 

No puedo escribir y estoy triste y me fuerzo. ¡Qué insensatez! Como si la vida consistiera en escribir. Ni siquiera consiste en una actividad exterior. No es como yo quiero, sino como Tú quieres. Es todavía más plena y más significativa sin escribir. Si, voy a aprender a vivir sin escribir. Es posible.

    Esta es una de las notas que tomó el escritor ruso León Tolstói en su Diario, el 5 de febrero de 1898, y miren lo que pasó: este señororón del cuento y de la novela escribió ininterrumpidamente hasta tres semanas antes de su muerte, en noviembre de 1910. Sólo sus Diarios desde el día de esta nota suman unas quinientas páginas.

     Este es el mensajito de ánimo para los que se quedaron por fuera. Yo sé que muchos se sienten tristes, que están diciendo por dentro: "No, yo no sirvo para escribir. Mi cuento era bueno, pero no les gustó...". Así se siente, yo lo he sentido. Yo también he participado y perdido concursos. Espero que no me abandonen. ¿Ya que no van a Cartagena, se van a enojar conmigo? Los invito a leernos por aquí.

     Los concursos empiezan y se acaban, los cuentos no y los escritores tampoco.

     Ánimo pues,

     Koleia

Distribuir contenido