Jurado

Algunas palabras de Zoé Valdés

     La semana pasada saqué de la biblioteca un libro de Zoé Valdés que se llama Traficantes de belleza. No sabía por cuál decidirme entre tantas obras escritas, pero después de navegar la web de la escritora, me llamó la atención esta descripción: "Los personajes de estos cuentos trafican con sus mundos espirituales, con sus angustias, alegrías, abandonos, desencantos y hechizos; aman la belleza, y por eso se detienen tanto en ella, para usarla y reusarla, trocarla por otra o reinventarla".

     Pasé un buen rato leyéndola, sobre todo porque mi hermana a veces se cree cubana y leyó en voz alta el cuento "Retrato de una infancia habanaviejera", y hagan de cuenta leerlo y vivir en Cuba.

     Como saben Zoé Valdés es cubana, exiliada en Francia, y este año aceptó ser jurado del Concurso Nacional de Cuento. Hoy, calientica con su lectura, me senté a buscar referencias y entrevistas suyas en Internet, mientras ella y los otros cuatro jurados siguen leyendo los cuentos finalistas. Aquí les comparto partes de lo que encontré: una invitación a buscar sus libros, leerla y disfrutar de su pluma deliciosa, empezando por esta cita que me gustó mucho porque se parece a mí: "Y buscó los libros en las librerías de viejo, o pidió prestados. Leyó como una loca, libros a montones, sin pretensión de lectora culta, que es como mejor se lee".

Distribuir contenido