literatura infantil

Escritor desde niño

    

     A pesar de que su padre le dijo un día que ser escritor no era una buena elección profesional porque los escritores se morían de hambre, desde niño Jordi Sierra i Fabra decidió dedicar su vida a escribir y no más que a escribir. Para demostrarse que era en serio, a los 12 escribió su primer libro, ¡una novela de 500 páginas!

     Jordi fue uno de los jurados del II Concurso Nacional de Cuento. Durante la premiación en enero de este año, este escritor español que ya tiene 61 años y más de 400 libros publicados, le contó a los asistentes al Teatro Heredia en Cartagena, las razones que lo llevaron a escribir.

     Aquí tienen, amigos lectores y cuentistas, fragmentos de su conversación, un ejemplo de lo que es tomarse la literatura en serio.

“Yo escribí por defenderme. Ahora parece muy normal, pero de niño era gago, tartamudo perdido. De niño no podría hablar con nadie. Abría la boca y decía g-g-g-g y me quedaba ahí. Con ocho años descubrí que escribiendo no tartamudeaba, que así me podía comunicar con la gente. Entonces me hice escritor para defenderme de los que me atropellaban.

Distribuir contenido